Colores Naturales

Pueblos rojos. El color de la tierra!

Ecolorgy pone su mirada en todo lo que tenga que ver con los Colores Naturales, es decir, las fuentes de color que nos ofrece la Naturaleza para dar vida a campos tan diversos como las (BELLAS)-Bellas Artes la (BIO)-construcción, las Pinturas-(NATURALES), la (BIO)-gastronomía y los textiles-(SLOW). El post de hoy al que hemos titulado “Pueblos rojos. El color de la tierra!” surge de la excursión que ayer nos llevó a conocer las expresiones de color –y signo distintivo– de la arquitectura tradicional de los pueblos ubicados en las laderas septentrionales de la sierra de Ayllón (Segovia). Y aunque hoy hablaremos de los pueblos rojos y ya otro día (por aquello de dedicarle un espacio aparte a cada fuente de color) lo haremos de amarillos. E intencionadamente, nos dejaremos –nunca mejor dicho– en el tintero a los pueblos negros, ya que su color no proviene de un colorante natural sino de la pizarra.

 
Madriguera

 
Huellas de Arenisca Ferruginosa

 
Molino ferruginoso
 

Dicho lo cual, comenzamos! Los pueblos rojos son un buen ejemplo de cómo antes de la cultura del ladrillazo, se echaba mano de los materiales que teníamos a nuestro alcance, logrando crear unidades armoniosas con el paisaje que quedaban camufladas en el territorio, como también lo hacen los pueblos nómadas del Atlas (Marruecos), que hasta cuesta distinguirlos en la inmensidad del paisaje. De esta forma, cada zona (aparte de no depender de otras regiones), iba configurando estilos arquitectónicos propios e influyendo en la idiosincrasia de sus gentes. Y es que, en un mundo globalizado en el que una urbanización puede tener la misma apariencia aquí que en las antípodas, es inevitable caer en el romanticismo de pensar en la diversidad cultural de los pueblos de antaño, en función de los recursos naturales que tenían a su alcance.

 
Gato en Madriguera

 
PuertasFerruginosas

 
Ventanas Ferruginosas
 

Pero aún no hemos respondido a lo esencial: ¿de dónde obtenían ese característico color pardo rojizo pueblos como Madriguera o Villacorta? Pues bien, la gama cromática característica de la sierra de Ayllón se la debemos a su diversidad geológica y, en el caso de los pueblos rojos, a las abundantes areniscas ferruginosas, un tipo de roca sedimentaria (perteneciente al grupo de los pétreos naturales) rica en óxido de hierro, responsable del característico color pardo-rojizo al que hoy homenajeamos. No es de extrañar que Madriguera forme parte de la conocida como “Ruta del Color” de la cual ya somos fans absolutos y estaremos aquí para compartir todo lo que vayamos descubriendo!.

 
Muros Ferruginosos

 
Puerta en Madriguera
 

Nos comentan por la zona que tradicionalmente lo usaban de dos formas: una, empleando la arenisca tamizada (a modo de arena colorante) como ingrediente del mortero (ahora compuesto fundamentalmente de cemento pero que antes lo hacían, entre otras cosas, con arcillas locales); y dos, disolviendo el polvo ferruginoso en agua y aplicándolo a modo de pintura en dinteles, vigas, puertas y paredes, queremos pensar que con fines más funcionales que decorativos, pues parece tener propiedades conservantes e incluso reguladoras de la temperatura y la humedad, sobre lo que nos podrían hablar con mayor propiedad nuestros amigos (BIO)-Constructores! Lo que no mencionaron fue su empleo para la elaboración de revocos (revestimientos exteriores), tema sobre el que habrá que investigar pues pensamos que era una de las formas en las que se debería usar. Nos quedamos con la duda de si las cárcavas (socavones en el terreno producidas por la erosión del agua) de los alrededores, son de origen natural o provocadas por la extracción de este preciado recurso. Retomaremos este homenaje a los colores tradicionales de Ayllón con los pueblos amarillos.

 
Minas de Arenisca Ferruginosa

 
En Busca de la Arenisca Ferruginosa

 
 
 
cropped-logo12.png
 
 
 

Tutorial de Acuarelas con Lombarda

Os damos la bienvenida con nuestro primer taller para aprender a hacer pinturas naturales al que hemos llamado Tutorial de Acuarelas con Lombarda. Y comenzamos con la lombarda ya que, además de ser fácil de encontratar por estas fechas, es la típica verdura que a todo el mundo le viene a la cabeza cuando hablamos de tintes naturales, pues PARECE poseer un gran poder tintóreo. Y cuando decimos que PARECE queremos decir que, si bien posee un buen poder colorante (lo que a los fines de este experimento nos será más que suficiente ya que lo que vamos a hacer es pintar sobre papel), no posee un buen poder tintóreo (es decir que no ofrece tan buenos resultados empleado como tinte natural para teñir fibras como la lana, la seda o el algodón). Dicho lo cual, ésto no quiere decir que debamos hacer caso omiso a nuestra intuición ya que, en muchos casos la experiencia (como ocurre con las cáscaras del fruto inmaduro del nogal) nos conduce a detectar materias naturales colorantes con un gran poder tintóreo: bien lo saben aquellos que luchan por eliminar de la ropa ciertas manchas. No obstante hay materias naturales que, si bien presentan un notable poder colorante (del cual nos serviremos para llevar a cabo esta primera experiencia), apenas poseen poder tintóreo, es decir, capacidad de fijación a las fibras naturales, lo que supone una diferencia determinante en el campo de los textiles. Tal es también el caso –por irnos al reino fúngico– de los coprinus, un tipo de setas que proliferan en los escrementos de vaca y que, a pesar de manchar todo cuanto tocan, CONTRA TODA PREDICCIÓN, presentan un insignificante poder tintóreo.

 
IMG_20140903_110518
 

Extraemos el jugo de la lombarda

La esencia de este experimento (y bien lo saben quienes se dedican a la química) se basa en que la lombarda es uno de los mejores medidores de pH que existen, lo cual se lo debemos a su composición, pues nos permite medir el grado de acidez y alcalinidad de los diferentes líquidos. Y aunque para dicho cometido lo idóneo es elaborar una solución alcohólica (cubriendo la remolacha con alcohol) en nuestro experimento lo que haremos es simplemente trocearla y cubrirla con un poco de agua; sin excedernos claro está, si no queremos licuar en demasía nuestra acuarela. Pasos:

– Troceamos la lombarda en trozos bien pequeños
– Colocamos el triturado en la cazuela
– Lo cubrimos con un vaso de agua
– Lo llevamos a fuego medio durante aproximadamente 10 minutos
– Lo dejamos reposar unos minutos para que se asiente
– Lo colamos con un colador fino para evitar que se filtren pequeños trozos

 
pinturas naturales
 

Dividimos el jugo en cuatro partes

Una vez que ya tenemos nuestra acuarela base, lo que hacemos es repartirla a partes iguales en cuatro recipientes, a ser posible transparentes o de color blanco a fin de distinguir bien el color. El primero de ellos lo dejaremos tal cual, es decir, sólo con jugo de lombarda. Al segundo le añadiremos un poco de ceniza de madera (nosotros empleamos ceniza de encina y funciona perfectamente pero cualquier otra debiera también funcionar). Al tercero le añadimos unas lascas de jabón de marsella. Y al cuarto una cucharada de limón. Y como POR ARTE DE MAGIA (en realidad desvelando la acided o alcalinidad de cada uno de los modificadores empleados) veremos cómo la lombarda tiende al rosa con el limón, al azul con la ceniza y al verde con el jabón. No hay mejor forma de introducir a los más pequeños (y a los que no lo son tanto) en el reino de la química en su interacción con los colores naturales ¿no crees?.

 IMG_20140903_110612
 

A pintar!

Ya tenemos nuestras primeras acuarelas naturales preparadas y es el momento de pintar. Coje un papel grueso (a ser posible especialmente indicado para pintar con acuarela ya que, como comprobaras, son bastante acuosas) y cuatro pinceles, uno para cada uno de los cuatro colores POR UNA SENCILLA RAZÓN: si utilizas el mismo pincel para los cuatro colores, a no ser que anduvieses lavándolos cada vez que cambiaras de color, el grado de acidez o alcalinidad iría variando, con el consecuente cambio de color. Por ello lo ideal, sobretodo pensando en el entusiasmo de los más peques, es reservar un pincel para cada color. Esperemos que llevéis a cabo esta bonita experiencia y que lo disfrutéis. No olvidéis compartir vuestros resultados, comentándonos cómo os ha ido y enviarnos fotos para compartirlas en nuestras redes sociales! Periódicamente realizaremos sorteos de productos de nuestra tienda (www.ecolorgy.bigcartel.com) y todos los que compartáis vuestras experiencias con nuestros tutoriales participaréis de forma automática!

 
Tutorial de acuarelas con lombarda

 
 
 
cropped-logo12.png
 
 
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR